VIDEO II FORO | Perspectivas desde la salud acerca del aborto | #MadreSiYoDecido

Segundo gran encuentro organizado por el Centro de Estudios de la Mujer y las Comadres Púrpuras: Sistematización II FORO | Venezuela ¿Será Ley? Hablemos sobre el derecho a decidir

DgK6UrrUcAAd9o8
Ilustración | Arita la Huerfanita

En nuestra segunda oportunidad para continuar con esta serie de foros, el 11 de marzo del 2021, seguimos en el caldero dando fuego y de qué hablar, y en esta ocasión contamos la perspectiva desde la óptica médica, la experiencia clínica como vivencia dolorosa y trágicamente palpable de la realidad venezolana en materia de interrupción voluntaria del embarazo.

La Profesora Gioconda Espina abre el espacio en nombre del CEM-UCV, destacando la importancia de las panelistas de esta ocasión, y la importancia de este encuentro precisamente en el momento en donde la Conferencia Episcopal Venezolana a través de su comunicado de fecha 22/03/2021, ha arremetido contra las feministas venezolanas, y descalificando a todo aquél que tenga una opinión favorable acerca de la interrupción del embarazo. La profesora Espina culmina estas palabras de bienvenida resaltando la lucha histórica desde el año 1982 y su firme convicción de no desmayar ante estos eventos.

En esta cita destacamos la presencia del gremio médico, quienes también han participado en la elaboración de propuestas para la despenalización del aborto en situaciones específicas, también desde la década de los ochentas, por considerarlo un tema esencial y primordial de salud pública, quienes desde entonces han recomendado la reforma y revisión de los instrumentos penales vigentes que regulan la materia. Sin embargo, y también desde esa época, ha sido la Iglesia Católica el principal obstáculo a vencer con su intervención oposicionista a las propuestas de salud pública y derechos reproductivos en favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Cuarenta años más tarde…seguimos labrando para que la tierra deje de ser yerma…

"un alto porcentaje de las mujeres que deciden practicarse un aborto, ya son madres."

La Abogada feminista Yelena Carpio, militante de la Organización Faldas en Revolución (Faldas-R), compartió los resultados del Informe de Atención de la Línea de Aborto: Información Segura, El Aborto Desde la Escucha, trabajo realizado por feministas en acción libre y directa por la autonomía sexual y reproductiva Faldas R, el informe compartido fue un análisis descriptivo sobre los datos que fueron recabados durante el año 2019, a través de la información obtenida en la línea de atención telefónica Aborto Información Segura.   

El objetivo de esta investigación fue indagar sobre la realidad de las mujeres que se comunicaron a través de esta línea, conocer, entre otras nociones: por qué deciden realizar el aborto, en qué condiciones se encuentran, de qué herramientas disponen , su situación social , su situación relacional afectiva; dejando claro que esta investigación no es un reflejo de la totalidad de los abortos en Venezuela, sin embargo este Informe se constituye también en un medio para promover el derecho de información, siendo el aborto parte fundamental de los derechos sexuales y reproductivos de la mujer.

Con un total de 1.142 llamadas registradas destacaron los siguientes aspectos: los estados donde se concentra la mayor parte de la población nacional, fueron los estados que registraron mayor número de llamadas, la edad promedio de las mujeres que llamaron a la línea fue entre 25 y 26 años, lo cual desmonta el mito de que son las adolescentes las que abortan, manteniéndose la tendencia que el rango de edad se sostuvo entre los 20 y 30 años, mujeres trabajadoras, estudiantes, trabajadoras en el hogar y desempleadas.

Un dato resaltante que permite desmitificar ese prejuicio sobre la supuesta oposición entre las mujeres madres y las mujeres que deciden no serlo, es que el 44% de las llamadas registradas eran de mujeres madres, de manera que un alto porcentaje de las mujeres que deciden practicarse un aborto, ya son madres.

El informe destacó que un 28% de las mujeres que llamaron manifestando haber quedado embarazadas, usaron métodos anticonceptivos, de los cuales el más utilizado es el condón masculino; ahora bien, un 34% de las llamadas refirieron dificultades para conseguir métodos anticonceptivos y un 13% reseñó la imposibilidad de obtenerlos por su alto costo.

Un hallazgo interesante también surgió del 78% de las mujeres manifestó no haberse practicado un aborto con anterioridad, desmontando la idea del aborto utilizado como medio anticonceptivo.

Pero… ¿por qué deciden abortar?, el 46% de las mujeres manifestaron que lo hacen por razones económicas, luego están razones de carácter personal, laboral, académicas y por violación.

Finalmente, entre las recomendaciones que arrojó el Informe destacan:

  • Legislar para Garantizar una Educación Sexual Integral, Atención Integral a la Salud Sexual y Reproductiva, La Reforma del Código Penal vigente y la derogatoria de los artículos 430, 431, 433 y 434 que penalizan el aborto, con la sola excepción del riesgo de vida de la parturienta.
  • Aprobar Políticas Sanitarias que garanticen abortos seguros por solicitud hasta la semana 12 de gestación, y bajo la presencia de causales establecidas a partir de la semana 13 hasta la semana 22 de gestación, el uso de la mifepristona en los protocolos de atención médica para el tratamiento clínico de abortos, mediante su autorización en el registro sanitario para su uso en Venezuela, cuidados prenatales y atención obstétrica de emergencia.
  • Garantizar la Existencia y Acceso a métodos Anticonceptivos modernos que permitan el disfrute efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, al Misoprostol, que irónicamente se incluye en la lista de medicamentos esenciales según G.O. N° 40.777 del 29/10/2015.
  • Declarar con lugar la acción de nulidad interpuesta en el 2018, ante la Sala Constitucional del TSJ, contra las disposiciones del Código Penal que criminalizan el aborto.

"los servicios de planificación familiar en Venezuela han sido los huérfanos en todos los hospitales"

Continuamos la tarde galena con la intervención del Dr. Enrique Abache, ex Director de la Maternidad Concepción Palacios y actual Director Médico de PLAFAM. Quien de entrada aborda su intervención manifestando que el aborto es un tema histórico, un problema de toda la vida, a través de la voz de su experiencia , nos manifestó con la preocupación de quien sabe de primera mano, su dolor al ver morir mujeres en la maternidad por haberse practicado abortos riesgosos y las que no, quedaban con secuelas de gravedad, por ello en su opinión, los médicos deben manifestarse para que “no se nos sigan muriendo las mujeres por esta causa”.

Indicó que un 13% de la tasa de mortalidad materna, está dada por la consecuencia de abortos en condiciones inseguras. Alega que, ante la falta del misoprostol, se están volviendo a presentar complicaciones médicas por la practica de abortos a través de métodos precarios.

En relación a los avances de la propuesta de discusión de la interrupción voluntaria del embarazo, recordó que la Federación Médica Venezolana intentó elevar al Congreso de la República el tema y que una sola llamada del Clero “acabó con eso y se engavetó”. Destacó la importancia de reaccionar ante la intervención de la Iglesia, empujándolos a preocuparse verdaderamente de sus propios asuntos, de los curas pederastas, de todos los delitos que sus representantes cometen. El Dr. Abache nos informa que aproximadamente el 60% de los embarazos que se dan no son planeados.

¿Por qué se da esta situación? El Dr. Abache afirma con contundencia que los servicios de planificación familiar en Venezuela han sido los “huérfanos” en todos los hospitales, recuerda que el único servicio de planificación familiar con éxito fue el que existió en la Maternidad Concepción Palacios.

Entonces haciendo reflexión acerca de la importancia de estos servicios, y para evitar la continuación de las muertes maternas por abortos inseguros, hay que fortalecer los servicios de planificación familiar , educando a las pacientes en salud sexual y reproductiva, facilitándoles el acceso a los métodos anticonceptivos, y muy importante , destacó, es la sensibilización de nuestros médicos, fortalecer académicamente la formación de los médicos en los aspectos de salud sexual y reproductiva de la mujer, desde la niñez hasta la senectud.

Hablando de los servicios post aborto, destacó nuevamente la importancia de la sensibilización de todos los profesionales que trabajen en un hospital, “desde el portero”, para combatir la estigmatización de las mujeres cuando llegan a la emergencia, porque ante todo se necesita empatía y compasión. Prestándole la debida atención integral a la mujer que llega con una emergencia producida por un aborto inducido.

Las dificultades económicas y pandémicas complican esta situación, entonces el Dr. Abache recomienda la intervención de las organizaciones como Plafam, en proponer la despenalización del aborto y hacer seguimiento de tales peticiones, garantizando la presencia ante la Asamblea Nacional, para que se nos tome en cuenta. Señaló que la muerte de una mujer trae consecuencias a nivel familiar y a nivel social, “se muere la mujer y todo se viene abajo”.   Indicó que somos un país retrasado en esta materia por el “pánico que se le tiene a la Iglesia, al poder eclesiástico”, de manera que recomendó tomar el ejemplo de Uruguay, en donde se comenzó a trabajar en las iniciativas sanitarias y lograron lo que tienen hoy en día. Así mismo dejó en claro, que prefiere el término No Penalización, aprovechar los estudios de las organizaciones, porque son las personas más desfavorecidas en nuestro país las que sufren con esto.

Las ricas abortan …las pobres morimos…

 Dejar la hipocresía por parte de los médicos, quienes practican la interrupción en clínicas. Reiteró la importancia de la empatía del médico tratante de la mujer que acude a consulta. Lo más importante es evitar las muertes maternas y evitar las secuelas de las lesiones por abortos provocados de manera precaria. Puntualizó sobre la sensibilización del gremio desde la formación en las facultades y que los esfuerzos por la reforma de la Ley sean en verdad en favor de la mujer, el aborto no puede seguir siendo penalizado.

Está demostrado que en los países donde se despenalizó el aborto, se acompañaron esas medidas con la ejecución de políticas públicas de planificación familiar, con lo cual, esa tasa sostenida de muertes por abortos provocados disminuyó. La calidad de atención a las mujeres influye notablemente en su empoderamiento. Poner nuestro corazón para mejorar la condición de nuestras mujeres y seguir luchando con los entes que toman la decisión.

"Derechos Humanos, Derechos Sexuales y Reproductivos, y Marco Jurídico"

Continuamos nuestras intervenciones con Nelmaris Díaz terapeuta ocupacional, especialista en salud sexual y reproductiva de la organización Plafam, quien abordó el tema del Aborto en Condiciones de Riesgo, dado el marco legal nacional tan limitante, no hay un aborto que no esté en riesgo. Entonces cuando hablamos de embarazo, indicó, hablamos de embarazos no planeados, versus embarazos no deseados. Destacó la importancia de una información oportuna para que las mujeres tomen la mejor decisión, cuando la magnitud del problema nos conlleva a las cifras de la OMS, en donde un grueso de la cifra nos arroja que buena parte de la cantidad de embarazos de las mujeres en el mundo son embarazos no planeados, no deseados, más de la mitad de las mujeres que tienen embarazos no deseados llegan a abortar, y un aproximado de 20 millones de mujeres se practican abortos en condiciones de riesgo, y cada minuto en el mundo muere una mujer por complicaciones de parto y embarazo, y por abortos practicados en condiciones de riesgo.

Del mismo modo indicó que mundialmente las cifras arrojan que aproximadamente 585.000 mujeres que mueren por las complicaciones relacionadas con el embrazo, y que de esa cifra el 99% son mujeres que geográficamente se ubican en países en desarrollo.

Reseño que la mayoría de causas globales de la mortalidad materna están constituidas principalmente por Hemorragias, Infecciones, Eclampsia, Parto obstruido, Aborto realizado en condiciones de riesgo, entre otras, por ello recalcó la importancia de seguir hablando del aborto como un problema de salud pública, por cuanto entre las primeras causales, se podría pensar en un subregistro relacionado con abortos practicados en condiciones inseguras.

La pobreza sigue estando íntimamente relacionada con la muerte de mujeres a consecuencia de abortos practicados en condiciones inseguras. De modo tal que cuando hablamos de Aborto Inseguro es un problema de Salud Pública, de Derechos Humanos, de Justicia Social y de Inequidad de Género y Desarrollo Social.    

Puntualizó en tres pilares a trabajar cuando se habla de aborto en condiciones de riesgo, a saber: Derechos Humanos, Derechos Sexuales y Reproductivos, y Marco Jurídico que ampare y sustente los otros dos pilares. Por lo que respecta a Venezuela reiteró que el marco legal vigente es muy restrictivo y es una decisión que toma un tercero, el médico, por la mujer.

La constitución de la república  en su artículo 58 puede sustentar el derecho a la información, el derecho a la información sobre derechos sexuales y reproductivos, el artículo 61, impone la obligación primordial de cumplir la ley pese a la objeción de conciencia, de manera que en el caso de los proveedores de salud, se impone el deber de atención oportuna, independientemente de sus creencias, lo cual hace que se pueda trabajar con la sensibilización de este personal a través del análisis y comprensión de estos artículos. Del mismo modo el artículo 76 impone al Estado la asistencia y protección integral a la maternidad.

“Es responsabilidad de nosotras y nosotros garantizar el bienestar de las mujeres”

Dando continuidad con las intervenciones del panel, la Dra. Karelis Tarazón Montenegro, ginecobstetra perteneciente a la unidad de Investigación y Estudios de Género, Bella Carla Girón Camacaro de la Universidad de Carabobo, comienza su intervención dando importancia a la Historia Clínica, la voz de las mujeres, la perspectiva de género como categoría de análisis de los testimonios de las mujeres. De esta forma se devela la violencia de género en la práctica obstetricia, la posición médica frente al aborto, relata, está plagada de prejuicios y de creencias personales en el ejercicio.

La experiencia de los casos clínicos de los cuales nos dio razón la Doctora en su exposición, nos dio cuenta de los peligros que los prejuicios y creencias personales de los médicos, influyen de manera desafortunada en la atención de mujeres que llegan a una emergencia clínica por complicaciones de un aborto practicado en condiciones inseguras. Mujeres que llegan a una emergencia en estas condiciones, no son atendidas oportunamente además de lidiar con su proceso del aborto, tienen que soportar el juicio, la culpa y el rechazo del personal a cargo de la emergencia. Se habla de ciencia y de objetividad, pero al final la práctica médica sigue permeada por la subjetividad a la hora de la atención.

La Dra. reflexiona sobre un doble discurso en aquellos médicos que manifiestan su oposición a la practica de la interrupción voluntaria del embarazo , pero de manera clandestina lo hacen como actividad lucrativa, con lo cual fomentan la práctica en condiciones inadecuadas para la seguridad de las mujeres, igualmente reflexiona , acerca de la anticoncepción , reseñando que cuando mujeres jóvenes solicitan una esterilización , se les niega o les piden “autorización” de la pareja, de tal manera que realmente el personal de salud no tiene empatía en el tratamiento de estos casos, y mediante su intervención la Dra. hace un llamado a la comprensión a la empatía a la sensibilidad en el proceso de formación académica en medicina con enfoque de género, porque es la única forma mediante la cual se pueden evidenciar todas las condiciones que influyen en los procesos de salud y enfermedad de las mujeres, que son totalmente diferentes a las de los hombres. En esta desigualdad de genero hemos sido las mujeres las que hemos asumido la responsabilidad de la anticoncepción, con sus efectos colaterales,

“Las mujeres abortan, estemos o no estemos de acuerdo … y lo hacen en condiciones inseguras…”

Hay que darle otro giro a la formación académica en medicina, con enfoque de género y derechos, resaltó que hay un cambio de perspectiva en el juramento hipocrático, en donde más que un juramento, se piense en una promesa, con la finalidad de actualizar estos conceptos, para enfocarlos en el respeto la autonomía y a los derechos humanos de los pacientes.

Reiteró que es un problema de salud pública y es responsabilidad también del personal médico y en especial gineco-obstetras, en buscar soluciones y unirse a las discusiones y procesos de cambio, porque también, enfatizó con contundencia “es responsabilidad de nosotros garantizar el bienestar de las mujeres”. El acompañamiento debe ser importante tanto para las mujeres que paren, como para las mujeres que abortan, en los dos casos es fundamental ese acompañamiento, independientemente de nuestras creencias personales.

Coincidió finalmente con el panel, en la importancia de la formación empática y sensibilizada, no sólo es el trabajo en la despenalización, sino también la educación sexual integral y que la formación del personal de salud debe cambiar radicalmente hacia esta tendencia empática y de comprensión.

Finalizando la noche en el panel de intervenciones de los asistentes, Yelena Carpio contestó una inquietud referida a las dificultades en la adquisición del misoprostol en Venezuela, a lo cual respondió que tal situación pasa directamente por la despenalización del aborto, para que la comercialización de estos medicamentos sea legal, y que desde las organizaciones se debe reforzar el derecho al acceso a bienes y servicios que garanticen la salud, el seguir impulsando el derecho al acceso a la salud sin discriminación, como un derecho humano.

Del mismo modo se le preguntó si en el informe realizado en referencia a los datos de la línea de atención se recabó información referida a las creencias religiosas de las mujeres que se comunicaron a la línea, a lo cual contestó que en el informe expuesto no fue un dato incluido, pero que sin embrago se esta elaborando un segundo informe sí indagará sobre ello.

Los participantes reflexionan y en esta oportunidad, la profesora Lisbeth Fernández, opina en referencia a los obstáculos que la religiosidad nacional impone para debatir el tema sobre la interrupción del embarazo, reitera que la idea de despenalizar el aborto no quiere decir que todas las mujeres tendrán que abortar, las que no quieren hacerlo por creencias religiosas pues no lo harán, pero dejaran de morir las que sí necesitan hacerlo. Por su parte la profesora Gioconda Espina, refirió que es primordial la eliminación de los artículos del Código Penal, que datan del siglo XIX referidos al aborto.

La maternidad forzada es una forma de tortura que tiene consecuencias gravísimas a nivel social.

La clandestinidad hace que el escenario sea forzosamente inseguro, el aborto es una realidad y las mujeres lo hacen en condiciones riesgosas para su vida, lo que queremos es que cese la mortalidad materna por estas razones, acabar con la hipocresía, dejar de callar esta realidad.

Ver foro completo

Ayuda a compartir COMPARTE COMENTA DIFUNDE

3 I like it
0 I don't like it

Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.

Deja un comentario