Mujeres del norte y este de Siria lanzan campaña contra la ocupación turca

A un año de la invasión turca a Rojava, el movimiento de mujeres del norte y el este de Siria lanzó una campaña contra la #ocupación y contra el #feminicidio.

Imagen extraída de kpfa.org

A un año de la invasión turca a Rojava, el movimiento de mujeres del norte y el este de Siria lanzó una campaña contra la #ocupación y contra el #feminicidio.

“No a la ocupación y al genocidio. Defenderemos a las mujeres y a la vida”, es el lema de la campaña.

Miles de personas desplazadas por la ocupación turca se reunieron en los campos de refugiados Til Semin, Serdem y Washukani para protestar contra la ocupación turca y denunciar la violencia contra las mujeres en las regiones ocupadas por mercenarios y yihadistas respaldados por Turquía.

A continuación publicamos el comunicado lanzado por el movimiento de mujeres:

El Estado turco ha desempeñado un papel crucial en la prolongación de la crisis desde el comienzo del conflicto de Siria, y su intervención ha tenido un impacto significativo en los cambiantes acontecimientos políticos y militares sobre el terreno. La aspiración a un nuevo Imperio Otomano y la persecución de sus intereses estratégicos en suelo sirio son evidentes.

A medida que la situación evolucionaba, se hizo evidente que el Estado turco no sólo estaba instrumentalizando este conflicto, sino que era una de las fuerzas que lo creaba y profundizaba, interfiriendo en los asuntos sirios desde el comienzo de los enfrentamientos el 15 de marzo de 2011, aunque las formas en que lo ha hecho han cambiado con el tiempo.

Por otro lado, Turquía desempeña un papel extremadamente crítico en todas las conferencias e intentos de resolver la crisis siria, como las conferencias de Ginebra, Sochi y Astana, en las que el Estado turco ha utilizado el pretexto de poner fin a la guerra para tomar el control de partes del país vecino. Con la excusa de crear una zona de seguridad se han ocupado militarmente territorios de Siria y se han convertido en sede de grupos terroristas armados y sus centros de entrenamiento, bajo la protección del Estado turco.

El papel y los intereses de Turquía en la guerra contra los pueblos sirios quedaron claros en los ataques a las ciudades de Al Bab, Azaz, Jarablus, Afrin, Gire Spi y Serekaniye, que se realizaron bajo nombres diversos tales como “Escudo del Éufrates”, “Rama de Olivo” y “Fuente de Paz”. Después de numerosas operaciones militares, que fueron apoyadas de manera encubierta por Rusia al actuar Turquía también de acuerdo a los intereses rusos, estas regiones hoy están ocupadas.

Las relaciones del Estado turco con los grupos mercenarios, que han utilizado muchos nombres diferentes a lo largo de los años pero que figuran en las listas internacionales de terroristas, ya no pueden ocultarse. Especialmente con grupos como Jabhat Al Nusra o el Estado Islámico (ISIS), a los que ha apoyado a todos los niveles desde el principio hasta el día de hoy. Directamente bajo la supervisión del Estado turco se formaron también otros grupos para llevar a cabo medidas de turquización, genocidio étnico y cultural, cambio demográfico y migración forzada en los territorios ocupados. Además, estas bandas terroristas han cometido delitos como el asesinato, la violación, el robo, el hurto, la destrucción de tierras, han arrancado árboles y han quemado tierras agrícolas.

Estos ataques, basados en la mentalidad machista del régimen patriarcal gobernante, se dirigen contra las mujeres con el fin de detenerlas en su lucha por la libertad. Todos los días vemos ataques de este tipo en todas las partes del mundo, con un estilo que varía de un estado a otro. Es un régimen que ataca la existencia de las mujeres y amenaza a la sociedad y la naturaleza.

La población de nuestras regiones ha sido testigo de crímenes que no deben ser olvidados y especialmente ha sido testigo de crímenes contra los derechos de las mujeres y de la violencia a la que éstas están sometidas: la violación, el asesinato, el secuestro, las detenciones, la explotación de las mujeres de la manera más brutal, el feminicidio, la negación de su voluntad y el socavamiento de su lucha. El asesinato de Hevrin Xelef, Yade Eqide, la profanación del cuerpo de Amara y muchas otras forman parte de los crímenes cometidos por la ocupación turca y los grupos que actúan bajo su mando.

Recientemente, hemos sido también testigos de los recientes ataques a Zehra, Hebûn y Yadê Emine en la aldea de Helincê en Kobane. Estos asesinatos, que se dirigen contra las mujeres política y socialmente activas, tienen también por objetivo el movimiento de liberación de las mujeres y las organizaciones que son parte de él. Estas crueles prácticas subrayan el temor del Estado turco al papel que desempeñan las mujeres en la dirección de la revolución y en la defensa de sus logros.

El Estado turco supone una amenaza a la seguridad no sólo de las regiones ya ocupadas y podría ser el causante de una nueva crisis humanitaria en Siria especialmente después de hayamos visto como ha utilizado armas prohibidas internacionalmente para masacrar a su población y aumentar la destrucción de su territorio. Los restos de la devastación y el saqueo no han terminado. Además, se ha intentado destruir una vida pacífica y comunitaria entre kurdos, árabes, asirios, caldeos, turcomanos, circasianos y yazidíes, que representan el proyecto de la nación democrática.

Debemos ser conscientes del peligro que suponen las políticas que está llevando a cabo el régimen de Erdogan, debemos luchar contra los crímenes que amenazan la libertad de las mujeres y los logros de la revolución, para que no haya más guerras y masacres.

Los ataques turcos son un grave golpe a la coexistencia de pueblos, grupos étnicos y culturas en Siria e impiden llegar a una solución política que traiga la paz y la seguridad a la región. Al mismo tiempo, el Estado turco está usando el silencio internacional de la OTAN para sus propios intereses y es, si cabe, más peligroso que el Estado Islámico.

En resumen, los crímenes cometidos por el ejército turco y los grupos armados a los que lidera contra los pueblos del territorio de Siria incluyen crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, que van desde el genocidio y las masacres étnicas hasta la migración forzosa y el cambio demográfico forzado. Por ello, tarde o temprano, el Estado turco debe rendir cuentas y ser procesado.

Hoy, nosotras, las organizaciones, movimientos, asociaciones e instituciones de mujeres, lanzamos esta campaña para denunciar la mentalidad genocida del Estado turco y la violación de los derechos de las mujeres y los derechos humanos y para que nuestra voz se escuche en todo el mundo. En el marco de la campaña se realizarán distintas acciones que tendrán lugar en el norte y el este de Siria.

Mientras que las mujeres, por un lado, seguimos luchando por nuestros derechos y nuestra dignidad, por otro lado, aseguraremos que todos los esfuerzos del Estado turco se vean frustrados. Con la unidad y la solidaridad de las mujeres, estamos construyendo una fuerza que resistirá a todos los intentos de genocidio, alienación, racismo y derrotará la ocupación.

Pedimos a todas las organizaciones e instituciones internacionales pertinentes que rompan su vergonzoso silencio sobre los crímenes cometidos en el norte de Siria, que desempeñen un papel activo y que respeten las leyes y los principios jurídicos, humanitarios y morales, porque cualquier silencio es un signo de complicidad con el Estado turco.

Hacemos un llamamiento a las organizaciones e instituciones internacionales competentes, especialmente a las que se ocupan de la protección de los derechos humanos y de las mujeres, para que desempeñen su papel en la documentación de los delitos y el enjuiciamiento de los autores.

Pedimos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a la comunidad internacional que obliguen al Estado turco a retirar sus fuerzas armadas de Siria y a detener sus ataques, ya que esto es contrario al derecho internacional y pone en peligro la seguridad y la estabilidad de la región y del mundo.

Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones y movimientos de mujeres del mundo para que se solidaricen con la Revolución de las Mujeres y la apoyen, porque sus logros son los logros de todas las mujeres del mundo. Esta revolución debe ser defendida, así como deben ser defendidas y apoyadas las FDS, las YPG, las YPJ y las HSNB porque han sido quienes han luchado y siguen luchando contra las fuerzas del Estado Islámico para proteger al planeta y a la humanidad de sus ataques.

¡No al genocidio y a la ocupación! ¡Defenderemos a las mujeres y la vida! Jin, jiyan, azadi!

Comité de preparación de la campaña

Kongra Star Meclisa Jinên Sûriyê – Consejo de Mujeres Sirias / Yekîtiya Jinên Suryanî – Unión de Mujeres Sirias / Kordînasyona Jinan a Rêveberiya Xweser – Coordinación de Mujeres de la Administración Autónoma / Miclisa Jinan a Bakur û Rojhilatê Sûriyê – Consejo de las Mujeres del norte y el este de Siria / Nivîsgeha Jinan a Partiya Sûriyê ya Pêşerojê – Oficina de las Mujeres del Partido del Futuro de Siria / Nivîsgeha Jinan a Meclîsa Sûriya Demokratîk – Oficina de las Mujeres del Consejo Democrático de Siria / Nivîsgeha Jinan a Tevgera Civaka Demoqratîk – Oficina de las Mujeres del Movimiento para una Sociedad Democrática / Yekîtiya Jinên Ciwan – Unión de Mujeres Jóvenes / Rêxistina Sara Tekoşîna Tundiya Ser Jin – Organización Sara para la Lucha contra la violencia sobre las mujeres / Tora Rêveberên Aştiyê – Red para la Paz / Navenda Lîkolîn û Parastina Mafê jinan li Suriyê – Centro de Investigación y Defensa de los Derechos de las Mujeres en Siria / Rêxistina Mafê Mirovan – Organización para los Derechos Humanos / Rêxistina İnsaf ya pêşveçûnî – Organización Insaf para el Desarrollo / Rêxistina Elyasmîn – Organización Al-yasmin / Komperatîfa Sawoşka ya Jin – Cooperativa de mujeres Sawoşka / Rêxistina Aşna ya pêşveçûnî – Organización Aşna para el Desarrollo / Rêxistina Ferat ya Alîkarî û pêşveçûnî – Organización Ferat para la Ayuda y el Desarrollo / Navenda Edil Ya Mafê Mirova – Centro Edil para los Derechos Humanos / Komperatîfa Dicle ji bo Parastina Eykolojiya – Cooperativa Dicle para la Defensa de la Ecología / Navenda Belsem Ya Fêkirina Tendrustî – Centro Belsem para la Educación sobre la Salud / Komperatîfa şemal ya mirovhezî ya Alîkarî û pêşveçûnî – Cooperativa şemal ya Mirovhezî para la Ayuda y el Desarrollo / Rêxistina cezîrê ya pêşveçûnî – Organización Cezîrê para el Desarrollo / Rêxistina Erd El Selam – Organización Erd El Selam / Rêxistina kobanê ya Alîkarî û pêşveçûnî – Organización Kobanê para la Ayuda y el Desarrollo / Rêxistina hêvî ya Alîkarî û pêşveçûnî – Organización Hêvî para la Ayuda y el Desarrollo / Komperatîfa Soz ya Alîkarî û pêşveçûnî – Cooperativa Soz para la Ayuda y el Desarrollo / Rêxistina Eta Elbaxoz ya pêşveçûnî – Organización Eta Elbaxoz para el Desarrollo / Rêxistina Sewaad ya pêşveçûnî Li Dêr El zor – Organización Sewaad para el Desarrollo en Dêr Ezzor / Rêxistina Forma Du Ceman – Organización Forma Du Ceman Dan Ji Bo Alîkarî û pêşveçûnî – Dan para la Ayuda y el Desarrollo / Rêxistina Terahum ya pêşveçûnî – Organización Terahum para el Desarrollo / Rêxistina Doz Ya Civaka Sivîl – Organización Doz para la Sociedad Civil / Komperatîfa Sibe Xweşe ya Alîkarî û pêşveçûnî – Cooperativa Sibe Xweşe para la Ayuda y el Desarrollo / Komperatîfa Maya – Cooperativa Maya / Komperatîfa Nûr Can Li Amudê – Cooperativa Nûr Can de Amudê

1 I like it
0 I don't like it

Fuego intenso y sutil que abraza el alma, que la despierta revelándole el lado más oscuro de la luz y el más luminoso de la sombra. Punto de equilibrio entre la claridad y la oscuridad, entre lo fugaz y lo eterno, entre la razón y el sentir, entre la esperanza y la soledad, entre la pasión y la reflexión.

Deja un comentario