Migración, identidad y resistencia

Surrealism Art Movement Painter, Chie Yoshii

Hace un año exacto que no escribía en esta columna, por la sencilla razón que hace un año me tocó trabajar como nunca en mi vida, más que cuando era universitaria y trabajaba a la vez. La razón fue que ese año la cesta básica subió al 43,39 al 50% como fue reseñado por varios medios de comunicación tanto de derecha como de izquierda. Todos estos medios especificaron que el 2017 una familia venezolana necesito de 50 salarios mínimos para completar una cesta básica. Por ende tuve que hacer jornadas laborales a partir de las 3am hasta las 8pm solo para traer comida a mi casa para alimentar a mi madre, mi hijo y yo, porque no pude ni comprar zapatos, ni ropa, nada en navidad. Entre las circunstancias que se vienen avecinando en mi país hace ya cuatro años de presidencia de Nicolás Maduro y que claro que A pesar del duelo seguimos pa´lante  estas circunstancias han hecho que lxs venezolanxs salgan de su país como opción para no ahogarse en esta balsa.

Estas circunstancias han abierto varias aristas de análisis frente a la opinión mundial pero sobretodo sobre los hechos históricos que vivimos los venezolanos y nuestra visión de las causas y consecuencias del desplazamiento de los venezolanos en Latinoamérica y el mundo:

¿Refugiados o migrantes? Lo mediático y las transmedia

Todxs sabemos que en los primeros meses de este año rodó una noticia falsa por las redes sociales donde se señalaba que El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) había declaro a los venezolanos como refugiados. A mitad de marzo el representante de Acnur en Venezuela Roberto Meier, tuvo que declarar que por ninguna circunstancia la migración de venezolanos es una condición de refugiado y que Acnur no lo había declarado.

Sin embargo, señaló que los venezolanos están siendo atacados por la xenofobia y discriminación en otras naciones. Estas declaraciones son ¿ciertas o mentira? Son ciertas, pues los inmigrantes venezolanos como todo inmigrantes en el mundo están siendo atacado desde comentarios: ¿cuál su nacionalidad? o afirmaciones como todos los meseros son venezolanos (sin ofender este oficio) como si lxs venezolanxs no fuéramos maestrxs, profesionales, pero estas percepciones se deben a una buena parte a la manipulación de los medios de comunicación sobre las masas sociales aprovechándose para apostar a lo mediático y sin duda alguna a una gran avanzada de la derecha en Latinoamérica y sobre todo de los ojos de los EEUU sobre Venezuela. Conocemos que en febrero de este año los Estados Unidos abogó por dar ayuda tanto técnica y humanitaria a Colombia y Brasil para atender a los inmigrantes venezolanos, este maniqueísmo e hipocresía de este país frente a los refugiados sirios me hace preguntar ¿no existirá intereses muy convenientes para este país?

En la actualidad podemos ver en cualquier calle de Latinoamérica a mis compatriotas sobre todo con la gorrita tricolor (que la oposición puso de moda) o con la chaqueta tricolor vendiendo helados, arepas, obleas, entre otras. En un principio me sentí afligida porque yo soy hija de madre de inmigrantes y he sentido muy de cerca la xenofobia y la discriminación en tierras lejanas, no olvido la vez que iba en la calle con mi madre y ella reclamó por un coleado en la fila y le dijeron, aquí en Venezuela: ¡Maldita narcotraficante colombiana, vete a tu país! segundos después mi hermano y yo le íbamos a caer a coñazo a quien lo dijo.

Saber ahora que los venezolanos estamos viviendo esto fuera del país, me hace sentirme frustrada como si la historia nos estuviera pasando factura.

Política y resistencia

Analizando los fenómenos de la xenofobia y la discriminación sobre lxs venezolanxs y siguiendo lo referente a las injusticias sobre todos los inmigrantes en el mundo. Hay un segundo efecto para nosotrxs lxs venezolanxs, y es la discriminación política de venezolanxs entre venezolanxs que están fuera del país, parece que lxs venezolanxs de la oposición que han inmigrado se han dedicado a decir públicamente con la autoridad y el juicio de decir que lxs venezolanxs que hayan votado por Maduro o hayan apoyado a Chávez, no debe inmigran porque la situación que actualmente se vive en el país es culpa de los que votaron por ellos.

Ahora nos encontramos entre discriminación, xenofobia de otras naciones sino que también ahora tenemos que lidiar con diferencias políticas entre venezolanxs que nos hace odiarnos. En una población polarizada ¿cómo si esta situación fuera culpa del pueblo? cuando sabemos que la gran corrupción se debe tanto del oficialismo y de los negocios que también tienen la oposición con los oficialistas, no olvidemos el caso del banquero Juan Carlos Escotet y su capacidad para sacar fruto de las líneas económicas de Venezuela para crecer como millonario.

Todo el panorama se pinta deprimente, triste tanto afuera como adentro del país y al parecer lxs venezolanxs nos tocan resistir al mensaje y a las consecuencias de este declive económico que nos tiene a todxs en apuros. Definitivamente aquí en Colombia veo como lxs venezolanxs luchan por mandar veinte mil a cien mil pesos a Venezuela las hoy conocidas como remesas y la cual se han convertido en el eje económico principal, el negocio redondo para los intermediarios con giros y transacciones internacionales, nacionales, entre bancos privados y públicos en esta devaluación de la moneda venezolana.

El Gobierno y las remesas bancarias

Todxs nos preguntamos ¿quién es el culpable que la economía de mi país este así? Se los diré sin pelos en la lengua: el gobierno venezolano, a pesar que nos digan mil veces que esto es guerra económica. Pensemos en un momento ¿quién es el que controla los dólares en el país? ¿A quién le conviene que la página dólar today esté funcionando? ¿Quién es el que decide quien entra en la subasta de los dólares? ¿por qué el Banco Central de Venezuela, no publica datos sobre economía para estabilizar esta vaina? Nos vieron cara de pelotudxs o mejor dicho de guevones ó no sabremos que gente del gobierno puede acceder a esos dólares y tener cuentas afuera.

Si hay una llamada guerra, claro que hay una guerra! Pero es contra ellos los que se han hecho multimillonarios con el control cambiario como lo dijo las declaraciones del mismo expresidente Rafael Ramírez leer: Rafael Ramírez a Maduro: “El diferencial cambiario ha hecho millonarios a tu entorno y tus amigos”

Es así como en una guerra pagan las víctimas y es mi pueblo: soy yo, tú, nuestros hijos, los que nos quedamos y los que estamos afuera. Aquí sabemos que todxs tenemos rabo de paja, pero estamos claro que las remesas en Venezuela se ha vuelto el negocio más productivo como ya lo mencioné y ahora me pregunto con la intervención de Banesco ¿qué podemos esperar? Que no sea el control de esas remesas, para ser rico ¿a quién?  ¿A los banqueros o al gobierno?

Otras lecturas:

0 I like it
0 I don't like it

Mi fusil son mis letras en momentos de crisis social me declaro en rebeldía porque si no puedo bailar, no quiero estar en su revolución. Vivo viviendo, luchadora inagotable, pirata de la red, madre insumisa, con mi puño en alto por las desigualdades sociales y el exterminio del planeta, en favor por el derecho y la educación sexual para la mujer y los hombres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.