MAYO | A punto de cerrar y recordando el Día Internacional del trabajador y trabajadora.

1 de Mayo | Las condiciones de precariedad, injusticia, empobrecimiento y arremetimiento de la población han convertido en una mano de obra más barata, es decir las políticas nefastas de gobierno nos ha convertido una población “explotable”.

WhatsApp-Image-2021-05-24-at-11.16.37-AM
Imagen Referencial | 8M2021 | De derecha a izquierda: Francesca Peréz Sindicalista-Feminista | Melanie Arguinzones feminista Uquira

El 1ero de mayo del 2021 Trabajadoras y trabajadores del sector público nos concentramos en las inmediaciones del Mercado Municipal de Quinta Crespo, en la Av. Baralt unas de las arterias viales más concurridas, ubicada hacia el oeste de Caracas.

Diversas organizaciones SinatraUCV, Coalición Sindical, Partido Socialismo y Libertad, Articulación Rompamos el Silencio y Las Comadres Púrpuras, con pancartas y consignas alusivas a las exigencias de salarios, pensiones y una vida digna: exigimos dignidad porque nuestro salario es de 2$ mensuales lo que se traduce en la imposibilidad de sostener la vida.

Tanto el Ministro del Trabajo Eduardo Piñate y Nicolás Maduro, en sus anuncios sobre el incremento del salario mínimo que pasó del equivalente de 64 centavos de dólar a 2,40 dólares mensuales aproximadamente y que con el bono de alimentación representa ahora 3,50 dólares, resaltaban el “esfuerzo” que hace el gobierno frente a una guerra económica, discurso utilizado y subrayado para tapar la situación de precariedad y de desastre, producto de la corrupción y el saqueo de la Nación, del desmantelamiento de las instituciones, de la disolusión del salario y de la violación de los derechos laborales, aunado a la aplicación de políticas de persecución, desaparición y encarcelamiento de trabajadores y trabajadoras, y defensores de derechos humanos de forma arbitraria y violando el debido proceso.

Las condiciones de precariedad, injusticia, empobrecimiento y arremetimiento de la población nos ha convertido en mano de obra -la  más barata- es decir: las políticas nefastas del gobierno nos ha convertido en una población “explotable”, esto ha conllevado a una migración sin precedentes de miles de venezolanxs, se ha incrementado las redes de trata y tráfico de personas y con fines de explotación sexual, sobre todo en niñas,  adolescentes y mujeres, aunado a la ausencia de políticas de protección a la población, generando una situación de abandono total que empeoró con la llegada de la pandemia por Covid-19 en donde pudimos evidenciar -una vez más- el desplome de los servicios de salud y la falta de acceso a medicamentos,  dificultad para trasladarnos por la escasez de gasolina, falta de dinero para el pasaje, etc.

Ciertamente, el aire que se percibe es de desolación, tristeza, desesperanza, no resulta fácil sobrevivir con un sueldo de 3$ mensuales. Pero, tras años de indolencia gubernamental, de desasosiego, de estrangulamiento económico y de la angustia por no enfermarnos y no tener para los medicamentos ni para acceder a los servicios de salud, nos articulamos en el ejercicio de nuevas formas de hacer política, trascendiendo la polarización y sosteniéndonos en un gran objetivo en común: la lucha por los derechos de las y los trabajadores.

El CUPAZ oprimiendo al pueblo

Sin lugar a dudas la tecnificación de la represión durante el gobierno de Nicolás Maduro ha sido avasallante, no solamente han engordado los cuerpos de inseguridad del Estado, sino que ha masificado la tenencia de armas en manos del “pueblo”.

Ahora tenemos a los CUPAZ (Cuadrillas de Paz), otro grupo de personas armadas notoriamente que se presentan en las actividades de calle. Así que el día de nuestra acción de protesta por un 1ero de mayo que no pretendemos celebrar, contamos con la presencia de 3 cuerpos armados para el acorralamiento y la intimidación de la clase trabajadora: maestrxs, pensionadxs, trabajadorxs del sector público que hemos perdido el miedo a estar calladxs y rompimos el silencio para dar a conocer la situación de desprotección y violación sistemática de nuestros derechos.

Es más que notorio que el llamado “CUPAZ” no es otra cosa que un grupo armado vigilante y utilizado como fuerza de choque en contra del mismo pueblo. La estrategia panóptica de control y supervisión social y vigilante y por supuesto castigador, desde el mismo pueblo, desde esos que consideramos “iguales” pero que al pactar y trabajar para los de arriba, con los que oprimen y reprimen,  nos coloca en dos lugares distintos.

Ante las condiciones antes expuestas, y organizadxs desde el descontento pero también con las ganas de seguir viviendo

Exigimos:

  • Salario, pensiones y condiciones laborales dignas.
  • Eliminación del memorándum 2792.
  • Vacunas
  • Liberen a las y los trabajadores presxs.
  • El cese del matraqueo por parte de funcionarios policiales.
  • Disuelvan el FAES
  • Justicia para las víctimas de ajusticiamiento por parte del FAES
  • Restablecimiento de la seguridad social.
  • Basta de persecución a quienes pensamos distinto y tenemos posturas políticas contrarias al gobierno.
  • Prevención, atención y celeridad en los casos de violencia en contra de las mujeres adolescentes y niñas.

Por todas nuestras luchas Justicia y Dignidad

Rompamos el Silencio

Salud, Goce y Libertad

4 I like it
0 I don't like it

La chica divertida que construye la posibilidad desde las investigaciones, análisis y entrevistas un mundo mejor.

Deja un comentario