Jubiladas y jubilados luchan por una pensión digna

Desde Las Comadres Púrpuras alzamos las voces para denunciar la criminalización de la protesta y el atropello en contra de las personas que han logrado romper el silencio y mostrar la cruda realidad que se vive en nuestro país, que no es más que una vida precaria.

screenshot-extravenezuela.com-2020.07.23-14_56_12

2020-07-23. En la mañana de hoy 23 de julio las y los jubilados realizaron una protesta frente a la sede del Instituto Venezolano de Seguro Sociales (IVSS) para reclamar el derecho constitucional de jubilaciones dignas.

En un país donde el salario base es de 4$ mensuales y las condiciones de  los servicios básicos son deplorables: ausencia de agua, ausencia de gas doméstico, luz intermitente, ausencia de  telefonía e internet son más que razones suficientes para que las y los ciudadanos salgan a protestar, pues nos merecemos una vida digna. Sin embargo, el derecho a la protesta pacífica también consagrado en la Constitución es permanentemente violentado por los organismos de seguridad, mejor dicho de inseguridad del Estado, que no hacen otra cosa si no reprimir y servir a los interés de la élite gubernamental dejando de lado su servicio de protección y seguridad ciudadana.

Esta vez, la GNB y la PNB arremetieron contra la protesta pacífica y se llevaron detenido a  Juan Ovalles, presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados del Metro de Caracas (Ajupemeca) de 67 años y a Carlos Julio Rojas (49). Ambos estuvieron largo rato incomunicados mientras amigos y familiares lo buscaban en todos lados. Desde hace ya tiempo se ha convertido en una práctica común llevarse a personas detenidas e impedir su derecho a estar en comunicación. Después de varias horas se pudo conocer que Ovalles y Rojas se encuentran en la delegación de Nuevo Circo y aún no quieren liberarlos, su delito: pensar distinto, reclamar su derecho a una jubilación y vida digna. Ambos son personas hipertensas y su salud se encuentra delicada.

Desde Las Comadres Púrpuras alzamos las voces para denunciar la criminalización de la protesta y el atropello en contra de las personas que han logrado romper el silencio y mostrar la cruda realidad que se vive en nuestro país, que no es más que una vida precaria.

#RompamosElSilencio

0 I like it
0 I don't like it

Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.

Deja un comentario