Complicidad con el CLAP

maruja-mallo-verbena-buena-calidad

Consejo Comunal Madre Tierra denuncia complicidad de autoridades con CLAP de este sector de La Pastora

¡UNA VEZ MÁS, SOCIEDAD DE CÓMPLICES CONSPIRA CONTRA EL PUEBLO!

El día 15 de marzo de 2018, consignamos una denuncia, como Consejo Comunal Madre Tierra (casco central de la parroquia La Pastora, Municipio Libertador, Distrito Capital), en contra de la Directiva del CLAP de nuestro sector, ante la Sala Situacional de la Vice-Presidencia de la República. Efectivamente, las personas pertenecientes a esta instancia (en particular las ciudadanas Milagro Mendoza y Gloria Centeno) tienen meses atropellando los derechos de nuestra comunidad a través de una serie de irregularidades y de actos de abuso de poder (todos descritos detalladamente en esta denuncia consignada por escrito ante el ente referido). Esta misma denuncia fue consignada ante las autoridades del Estado Mayor de Alimentación de esta populosa parroquia caraqueña, así como ante la propia Directiva del cuestionado CLAP, requisito necesario que nos permite dejar sentado que se siguieron todos los canales regulares. También fue publicada por Aporrea hace exactamente dos meses (https://www.aporrea.org/poderpopular/n322375.html) así como por otros medios de comunicación (como la Izquierda Diario, https://www.laizquierdadiario.com.ve/Consejo-Comunal-Madre-Tierra-denuncia-CLAP-de-este-sector-de-La-Pastora y Punto de Corte, http://puntodecorte.com/consejo-comunal-clap-la-pastora/)

Pues bien, como era de esperarse, ni el Estado Mayor parroquial ni la Sala Situacional de la Vice-Presidencia tomaron cartas en el asunto. Su única respuesta fue el mismo silencio administrativo de siempre que caracteriza la administración pública, cuyo accionar es de forma permanente contrario al artículo 51 de nuestra Constitución, según el cual “toda persona tiene el derecho de representar o dirigir peticiones ante cualquier autoridad (…) y de obtener oportuna y adecuada respuesta”.

Mientras esto ocurre, mientras la intolerable complicidad de los altos funcionarios gubernamentales con las irregularidades de los funcionarios medios se perpetúa, nuestra comunidad es la que sigue pagando los platos rotos: siguen muchas familias de nuestro ámbito sin recibir su famosa “caja-CLAP”, fruto del capricho de la directiva del CLAP, sigue esta misma cúpula ocultando el listado de familias beneficiarias de las “cajas-CLAP”, seguimos, como comunidad, esperando que se nos rinda cuentas después de cada operativo alimentario, seguimos debiendo pagar “los gastos operativos” en efectivo, y sigue la Directiva del CLAP secuestrando la cuenta bancaria de nuestro Consejo Comunal.

Consejo Comunal Madre Tierra

Consejo Comunal Madre Tierra

Ciudadanos y ciudadanas del alto gobierno, pónganse las pilas: nuestro pueblo es sabio y paciente, como cantaba Alí Primera. Pero tampoco se va a calar estas humillaciones toda la vida. En algún momento tendrán que darle explicaciones y, más temprano que tarde, tendrán que ponerse las alpargatas pues lo que viene es joropo.

Sobre mi

Las Comadres Púrpuras
Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.
0 I like it
0 I don't like it

Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.