8 de Marzo ¡No hay nada que celebrar!

protesta
MANIFIESTO POR EL 8 DE MARZO:
LAS MUJERES PARAMOS POR LAS MUJERES
Nosotras, mujeres, venezolanas, pobres, mestizas, negras, indígenas, subalternas, disidentes, insurgentes, libertarias, autónomas y en resistencia: El 8 de marzo paramos. Y paramos en contra del sistema patriarcal imperante que oprime, que es misógino y machista y que reproduce la violencia en contra de las mujeres. Un sistema que nos subordina, nos violenta, nos maltrata, usufructa nuestros cuerpos, se apropia de ellos, nos aniquila y hasta nos desaparece.
 
En Venezuela, las mujeres llevamos a cuesta, años luchando por nuestros derechos; trayendo consigo la conquista de ciertas demandas que permitieron la creación de un marco legal y un conjunto de instituciones que debían acompañarnos a velar por la protección de nuestros derechos hasta ahora conquistados e impulsar nuevas conquistas. De esta manera, movimientos de mujeres, lideresas, feministas, han ocupado cargos dentro de las instituciones, pero en vez de transformar nuestra situación o acompañarnos con sororidad y justicia, la propia lógica del Estado absorbió, cooptó y desapareció las posturas congruentes con la lucha. La crisis de los últimos años ha mermado nuestra calidad de vida al igual que al resto de la población. Las políticas de atención y protección a las mujeres son escasas y muchas de ellas ausentes. En vez de incidir en las estructuras de poder esas estructuras nos han utilizado, nos institucionalizaron, partidizaron y pasivizaron, convirtiendo al movimiento de mujeres en una masa de votantes para el interés gubernamental, desde donde se invisibilizó las luchas históricas de las mujeres y se apropiaron de un discurso que se denominó “feminista”, pero que en el fondo no transformó la situación de las mujeres y las desigualdades de género presentes.
 
De esta manera, hoy nosotras manifestamos nuestro desacuerdo con el cese de la autonomía de los movimientos de mujeres y demás organizaciones de base. Apostamos por un discurso y práctica que permitan manifestar nuestras posiciones libremente frente al Estado y otras instituciones sociales, políticas, militares y religiosas que sistemáticamente nos violentan. 
 
Este 8 de marzo, nosotras paramos en contra de las deficientes políticas del Estado, y por ende, la desprotección a la que nos vemos expuestas, por un sistema gubernamental que no atiende a las mujeres, que nos vulneran y revictimiza, y viola nuestros derechos más elementales como seres humanas. Derechos fundamentales, como los derechos sexuales y derechos reproductivos.
 
El 8 de marzo, nosotras, mujeres en resistencia ante la ignominia a la que nos someten paramos, y paramos por:
  • El incremento de femicidios en el año 2017 y lo que va de 2018.
  • Por el incremento de la mortalidad materna a un 65%.
  • Por el incremento de muertes de neonatos 120 aprox lo que va de año.
  • Por el incremento de la desnutrición en mujeres y en la población infantil
  • Por la impunidad de la Fiscalía en la atención y procesamiento de los casos de violencia hacia la mujer, en todas sus manifestaciones: violencia sexual, violencia psicológica, violencia verbal, acoso sexual, violencia obstétrica, violencia institucional, por sólo citar algunas.
  • Por la inoperancia y la revictimización hacia las mujeres víctimas de violencia desde los tribunales de violencia en contra de la mujer.
  • Por la ausencia de métodos anticonceptivos, a causa de la decisión del Estado de sacarlos de la lista de medicamentos esenciales.
  • Porque la anticoncepción sigue siendo sólo un problema relegado a las mujeres, siendo los hombres excluidos de las políticas de Estado que promuevan otros métodos como la vasectomía.
  • Por la ausencia de medicinas en general, y medicinas que traten las infecciones de transmisión sexual, y desórdenes hormonales que afecta a muchas mujeres.
  • Por el incremento de embarazos en edades cada vez más tempranas, siendo Venezuela el país con la tasa más alta de embarazos en adolescentes.
  • Por el incremento de la prostitución infantil y juvenil en las fronteras y en las zonas mineras, además del aumento de indices de violación infantil en la misma zona y el resto del país.
  • Por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos con la despenalización y legalización del aborto, cuya prometida discusión ni siquiera empezó.
  • Por el incremento de la violencia obstétrica en el sistema de salud y el ruleteo institucional de las mujeres paridoras.
  • Porque aún no se han creado los centros de Educación Inicial con sala de lactancia en los espacios de trabajo para las hijas e hijos de las trabajadoras del sector público y de las empresas privadas.
  • Porque  un bono de 700 mil bs que no garantiza la salud, la alimentación y la educación de las embarazadas y de sus hijas e hijos.
  • Por las políticas maternalistas del gobierno hacia las mujeres, en donde la crianza se sigue viviendo como un asunto privado y sólo de las mujeres.
  • Porque sigue ilegal el matrimonio igualitario.
  • Porque las mujeres trans se les niega el derecho a su identidad.
  • Porque continúa la discriminación y violencia hacia la población sexo-género-diversa.
  • Porque el trabajo del hogar sigue en las mujeres, se sigue invisibilizando y no tiene paga.
  • Porque estamos en contra de la feminización de la pobreza, donde las mujeres indígenas son las más vulneradas.
  • Porque sufrimos los embates de la cultura machista y misógina.
 
Por todo esto las Mujeres venezolanas Nos Paramos. Este 8 de marzo. No debemos celebrar. La lucha es en la calle, por la exigencia de nuestros derechos y el cumplimiento de las garantías que el Estado venezolano debería amparar.
 
8 de marzo las mujeres exigimos:
La renuncia de las y los directivos de los hospitales y maternidades sobre todo en los que hubo las recientes muertes maternas y la muerte de neonatos. -Maternidad Santa Ana, Maternidad Razzeti de Anzoategui, Hospital Doctor Pastor Oropeza
 
El pronunciamiento del Ministro del Poder Popular para la salud y el Ministerio del Poder Popular para la Mujer sobre el incremento de la mortalidad materna y la mortalidad infantil.
 
Exigimos que la Ministra de la Mujer se pronuncie en contra de todos los hechos de violencia en contra de las mujeres y solicite públicamente  acelerar los procesamientos de casos en materia de violencia hacia la mujer.
 
Exigimos la distribución pública y gratuita de anticonceptivos diversos.
 
Exigimos la despenalización y total legalización del aborto.
 
Exigimos que los altos cargos de burócratas que están acusados o denunciados por violencia hacia sus parejas en las diferentes instituciones públicas sean removidos y debidamente procesados.
 
Exigimos que los tribunales de violencia en contra de la mujer aceleren los procesos penales y se atiendan debidamente los casos denunciados.
 
Exigimos control y seguimiento de las denuncias por violencia hacia las mujeres.
 
Exigimos los datos e índices por las instituciones del Estado competente donde se develen las cifras de mortandad materna e infantil, desnutrición, casos de agresión contra las mujeres para poder diseñar e implementar las políticas pertinentes para la solución de este problema tan grave.
 
Nosotras como movimiento de mujeres y feministas visibilizamos con estas exigencias, la crítica situación que vivimos las mujeres, y los movimientos sexo-genero-diversos. Ahora nos toca la tarea de reconstruir un movimiento de mujeres combativo que salga a la calle por nuestros derechos.
 
ESTE 8 DE MARZO LAS MUJERES PARAMOS
#NuestraLuchaNoSeNegocia
#NosotrasParamos

Sobre mi

Las Comadres Púrpuras
Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.
0 I like it
0 I don't like it

Somos un grupo de amigas, parias y rebeldes. Nos dimos cuenta que la brujería y los movimientos paganos comunicacionales son lo nuestro. Aún pateando calle y con un poco de paciencia, nos adentramos en el mundo cibernético. Ladramos, mordemos y cuando llega el momento nos ponemos el monóculo. Maestras en el arte comunicacional y politólogas, aferradas a la loca idea de cambiar al mundo con un poco de humor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.